CLINICA CEMTRO…la del por «El Ventisquero»

La clínica de las soluciones traumatológicas, cuasi taumatúrgicas y tan capaz de quitar una deformidad como de aventar un dolor.
De sobra lo sabíamos los que vivimos lejos.Por los circuitos profesionales conocíamos el que cuando los españoles no saben qué hacer con sus maltrechos huesos, acaban buscando al Dr. Guillén por sus clínicas Cemtro, un afamado prestidigitador que con hábiles manos y pócimas secretas acaba por reconciliarle a uno con la vida.
Así es que por las exigencias del guión, por los callos viciosos que iban apareciendo en el puñetero DNI, hemos tenido que acabar buscándolo y, lo hemos encontrado bajo su bata blanca, su sempiterno yelmo de Cruzado luchando con el convencimiento continuado de que seguir siendo útil a los demás es casi como haber entrado en Jerusalén… una de las formas más exquisitas de ser hombre y hasta“cristiano viejo”. Continuar leyendo «CLINICA CEMTRO…la del por «El Ventisquero»»

A ALGUNOS CANSINOS

Políticos…y porque habiéndonos humillado tanto con su soberbia innata
como con su pésima gestión sanitaria, económica y social, ahora nos
obligan a salir de nuestro encastillamiento para felicitar a la Comunidad
de Madrid por los resultados electorales de su ilusionante 4M.
Y, mientras comienzo a rellenar este puto folio en blanco, que diría el gran
Gistau,  oigo como música de fondo a otro grande de la música, Nino
Bravo, cantando eso de “mi tierra tiene su voz, que ruge si se la
encierra”. Palabras cuasi proféticas y al hilo de lo acontecido, cuando Isabel Ayuso, y ante todas las dudas metafísicas sobre su propia salud política  y la de todos sus vecinos, no tuvo otra opción que hacerse/les una biopsia, tocándoles como se toca esa cosa de abajo a cualquier melón, para
comprobar su auténtico grado de madurez.

Continuar leyendo «A ALGUNOS CANSINOS»

TRIBULACIONES DE UN ASEGURADO DE AMA (La Mutua de los profesionales sanitarios)

(Tribulación: Dícese de la aflicción, pena o congoja que padece quién ha pasado o está pasando por un evento desafortunado).
Por si los sanitarios no teníamos bastante, no soportábamos poco en estos pandémicos tiempos, ahora uno tiene que luchar contra su aseguradora AMA, dividiendo las defensas de su sistema inmunológico entre el bicho y lo inesperado. Pero los médicos de sobra sabemos que las quejas, como la sangre tragada tras una cirugía de vías altas, deben de ser necesariamente vomitadas, para que no quedándose dentro, no prolonguen el malestar, la calidad de vida.
Así es que atrapado entre la última y complicada reclamación contra AMA, recurro a esta catarsis : la liberación de contarlo, para dejar constancia, tras verme obligado a escarbar en la evidencia, cuando enterrados y pisoteados mis derechos, una vez más , tanto mi colegio como “sus daños colaterales” me obligan a salir a la palestra pública. Continuar leyendo «TRIBULACIONES DE UN ASEGURADO DE AMA (La Mutua de los profesionales sanitarios)»

A D. Luis Barecha. Director de «huescaesradio.fm»

Estimado Sr. director: Vuestra web tiene el privilegio para mí  de ser el medio digital que no dudó en echarme un flotador viéndome náufrago de otro medio escrito: El Diario del Altoaragón, con el que venía colaborando desde hacía años en su distinguida Tribuna Altoaragonesa. La hemeroteca está ahí y nunca engaña.
Gracias a aquella columna llegué a acreditarme hasta llegar a ser condecorado por algunos de aquellos pobres hombres y pequeños personajillos del mundo municipal con la insignia de “pluma tabernaria y pseudoliterato de trinchera”. Todo un honor destilado hacia este humilde “opinador” por sus locuras urbanísticas y de todo género.Su arma de defensa, evidentemente, no podía ser otra que la amplificación de los insultos en sus medios, y sobre los que, subiéndose, pretendían siempre parecer  más altos. Continuar leyendo «A D. Luis Barecha. Director de «huescaesradio.fm»»

LLORANDO, COMO BOABDIL

Así, es casi como podemos acabar por encontrarnos, sorprendernos en cualquier momento; aquél por perder Granada y nosotros, al conocer la pérdida del 11% de nuestro PIB y ver por la tv a la sufrida y carcomida hostelería de nuestros valles  y país viniéndose abajo, mientras rojos de indignación y pálidos por su ruina, pueden pensar que solo les queda el último recurso del pataleo, de hacer ruido, rompiendo los imprescindibles enseres con los que hasta ahora nos habían alimentado y servido. Los platos con los que, cuál modernas carabelas, habían conquistado de nuevo el mundo. Continuar leyendo «LLORANDO, COMO BOABDIL»

AL SR. IGLESIAS, EL PODEMITA

Sí, a él, que no al cantante, mucho más inteligente. Porque sólo él es capaz de decir las tonterías habituales. La última, de hace pocos días, la de que Puigdemont, ese que está en el campo de concentración de Waterloo, es un exiliado como los republicanos que se tuvieron que exiliar al acabar nuestra incivil guerra.
Mire, sr. comunista y hasta Vicepresidente, lamento varias citas de culto incluidas, y dirigidas precisamente a vd., que sabemos es un hombre mucho más aficionado a las series televisivas. Decía Napoleón que “con las bayonetas se puede hacer de todo menos sentarse en lo alto” y, con sus palabras últimas, acaba de atravesar una línea roja, criticadas incluso por gentes sensatas de la izquierda por injustas, innobles e indignas. Las que me obligan a una respuesta coherente, tan coherente con el civismo como con el respeto hacia la dignidad y la memoria de todos nuestros seres queridos, los que han sembrado este país con sus sufrimientos y sangre, y al que ha llegado justo a tiempo de recoger sus frutos. Sus nueces, como hacía aquél Arzallus, de tan triste recuerdo. Continuar leyendo «AL SR. IGLESIAS, EL PODEMITA»

A la DIVISIÓN CASTILLEJOS…WELCOME

Bienvenidos a Huesca, dicho sea desde lo más profundo del corazón canoso de alguien que, como todos vosotros, y hace ya la friolera de cuarenta y cinco años, tras haber aprobado una difícil oposición, fue expulsado de Madrid, su patria, la ciudad de sus estudios y afectos, hasta aquí, casi el Finisterre patrio.
Fue terrible en su momento para nosotros, andaluces, el saber que nuestros dos queridos hijos pequeños tendrían que comenzar a andar en una tierra totalmente desconocida. Como terribles fueron las inolvidables palabras que tuve que oírme de mi joven esposa, que, sacada por fuerza de las cosas de su querida Ceuta y amamantando aún, al enterarse de nuestro destino, dijo con lágrimas en los ojos algo así como…”esto me lo vas a pagar, esto no se hace”. Continuar leyendo «A la DIVISIÓN CASTILLEJOS…WELCOME»

COSAS DE LA MILI

El eterno anecdotario tan típico y adherido a nuestros mayores, y a nosotros mismos, como las naranjas a la exportación española. Por los años ochenta era, cuando una vez más y, atenazado por el dolor de la morriña, decidí bajar a Sabiote, la patria de mi niñez y adolescencia, mi única patria, y lo hice porque por aquí, por el Altoaragón, ni entonces ni ahora, nunca ha habido UCIs especializadas en los COVID del alma, tan destructivos.
Así lo he venido haciendo desde que la vida me castigó exiliándome al acabar la carrera. De forma que cuando ya no puedo soportar más el desorden de la lejanía y la vida, bajo un fin de semana a ver de nuevo sus olivares, tan ordenados como siempre, y hasta más jóvenes que nunca, en floreciente crecimiento e invasora extensión. Nosotros solitos nos lo buscamos hace demasiados años cuando, como esforzados hijos de nuestros humildes padres, hicimos los deberes necesarios para ser extrusados o escupidos de la propia tierra. No sabíamos entonces que, esforzándonos por salir adelante, lo pagaríamos caro; pero tuvimos que hacerlo, con tal de que no se repitiera el pobre destino de nuestro querido padre en una fábrica, todo el día recibiendo órdenes y sinsabores, lleno de harina hasta los calcetines. El sabor dulzón de la harina. Aún recuerdo sus besos.
Continuar leyendo «COSAS DE LA MILI»

RESIDENCIAS DE MAYORES

In memoriam… de nuestro querido padre. 
Mucho fue lo que tuvieron que sufrir nuestros queridos padres, cuando aún no repuestos de su incivil guerra, se encontraron con la papeleta de tener que sacarnos adelante sin apenas nada, sin tan siquiera poder permitirse el menor descanso; pero supieron ir sobreviviendo y creciendo con la dignidad necesaria, sin atormentadores deseos de vacación alguna, con el único anhelo de ver crecer a los hijos, costase lo que costase la inversión en privaciones propias. Continuar leyendo «RESIDENCIAS DE MAYORES»